Etiquetas personalizadas ¡bonitas, útiles y lúdicas!

¿Cómo pegar correctamente las etiquetas termoadhesivas?

Muchos clientes se preguntan cómo pegar las etiquetas termoadhesivas en la ropa. En este artículo te damos las instrucciones, algunas recomendaciones y consejos para pegar todas las etiquetas sin problemas. ¿Qué tejidos evitar? ¿Durante cuánto tiempo hay que presionar la plancha?¿Dónde se pegan?


1.¿Dónde se pegan?

Para empezar, despegar la etiqueta termoadhesiva de su soporte y colocarla en el lugar escogido de la prenda. ATENCIÓN, no colocar en zonas de las costuras, ni cerca de botones o pliegues.

El mejor lugar para colocar las termoadhesivas es la parte superior de la prenda: en la parte interior del cuello, donde normalmente está la etiqueta de la marca o de la talla de la prenda.

Las etiquetas termoadhesivas no se deben pegar en zonas con relieve (costuras, encaje, bordado, punto…) o zonas que no sean lisas (estampados, pliegues, dobles pliegues, bolsillos…) ni en tejidos rugosos o que no sean lisos(cuero, ante, falso cuero…). Cuanto menos relieve tenga el tejido, mejor se pegará la etiqueta.


2. ¿Qué tejidos evitar?

No pegar en tejidos o materias demasiado elásticas (nylon, 100% polyester…), ni de lana o de punto. La etiqueta no se pegará correctamente en los tejidos afelpados o de terciopelo. Tampoco se deben pegar en tejidos de piel, que imiten la piel, ni en el tejido sintético de los abrigos acolchados o de plumas. No pegar en los tejidos que no admiten la plancha.

EN RESUMEN, LAS ETIQUETAS TERMOADHESIVAS NO SE DEBEN PEGAR NUNCA EN AQUELLAS PRENDAS QUE NO FORMAN PARTE DE LA PILA DE LA ROPA PARA PLANCHAR, NI EN ZONAS Y TEJIDOS POR LOS QUE NUNCA PASARÍAS LA PLANCHA.

Comprobar en la etiqueta de instrucciones de lavado y planchado de la prenda si esta se puede planchar o no. Si se puede planchar, podrás pegar las termoadhesivas, si no, deberás optar por una alternativa. Las termoadhesivas tampoco se deben pegar en la etiqueta de marca de la ropa.


3. Instrucciones:

Ahora que ya sabes en qué tejidos y en qué parte de la prenda se pueden pegar, llega el momento de hacerlo con la ayuda de la plancha. No olvides proteger la etiqueta con el papel vegetal doblado en dos, ¡es muy importante!

Nunca pongas la plancha sobre la etiqueta directamente, hazlo siempre con el papel vegetal. Si el papel vegetal no es suficiente, puedes utilizar papel de horno.

Coloca la plancha encima del papel vegetal haciendo presión SIN VAPOR (precalentada, a temperatura 160°C, en posición algodón) y sin moverla durante 10 segundos. ¡Hay que presionar con fuerza! Si tu plancha no te deja regular la temperatura a 160°C, lo mejor será que consigas una con la que puedas hacerlo, para poder pegarlas correctamente.

Dejar el papel vegetal enfriarse antes de retirarlo.

¡Y listo! 


4. ¿Está pegado? ¿Qué ves?

¿La textura de la etiqueta se parece a la de la prenda?

Si es así, entonces la etiqueta está bien pegada. Cuando está bien adherida, se funde completamente en el tejido: la etiqueta se adhiere a las fibras del tejido y al tocarla su superficie toma la misma textura que la prenda. También es imposible quitarla con las uñas.

Si la respuesta es no, entonces la etiqueta está mal pegada. Debes volver a pegar la etiqueta con la plancha con el papel vegetal, por tandas de 5 segundos, hasta que la etiqueta se funda con la textura de la prenda.

Si la etiqueta se deshace, y el texto o los dibujos se vuelven borrosos, significa que la temperatura de la plancha está demasiado alta, o que la prenda es de un tejido no apto para la pancha. En ese caso, si la etiqueta no se despega con las uñas, puedes pegar otra etiqueta por encima siguiendo el mismo método. Si esta se despega al intentar retirarla con las uñas, no está bien pegada. En ese caso, vuelve a colocar el papel vegetal doblado en dos y presiona con la plancha por tandas de 5 segundos hasta que sea imposible despegarla con las uñas. Deja enfriar el papel y retíralo con cuidado. Espera 24 horas antes de utilizar la prenda o lavarla.


5. Casos particulares

A veces el interior de la prenda está forrado o es de terciopelo, sobre todo cuando se trata de la ropa de invierno. No aconsejamos este tipo de tejido, ya que no es liso y hace falta más tiempo con la plancha para que la etiqueta se pegue, por lo que se puede estropear. Si has pegado una etiqueta termoadhesiva en un tejido así, se ha estropeado y no se puede quitar con las uñas, puedes pegar otra por encima. Repite la operación con la plancha y la protección con el papel vegetal, por tandas de 5 segundos hasta que se pegue por completo, es decir, cuando sea imposible retirarla con las uñas.


6.Consejos de mantenimiento:

Es importante esperar un mínimo de 24 horas antes de meter la prenda en la lavadora o secadora. Hemos testado nuestras etiquetas termoadhesivas para que resistan al detergente, al agua caliente y fría sin ningún problema.

Las prendas en las que hayas pegado una etiqueta termoadhesiva deben lavarse a un máximo de 90°C con un detergente normal. Si se despegan con los lavados, es muy probable que estén mal pegadas, bien porque la plancha no estaba lo suficientemente caliente, o bien porque era necesario hacer más presión con la plancha durante más tiempo. Consulta el punto 4 para solucionar este problema. Si tienes otras preguntas o algún problema para pegar las etiquetas, ponte en contacto con nosotros a través de nuestra página de contacto. También nos puedes enviar una foto de las prendas y las etiquetas explicándonos el problema e indicando el número de pedido.


7. Alternativa a las termoadhesivas

Si buscas una solución más rápida, y sobre todo si quieres regalar o vender la ropa en un futuro, te aconsejamos las pegatinas Ludisticks.

¡MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS LUDISTICKS!COMPRAR TERMOADHESIVAS